Suzana Hernández Rosario

Suzana Hernández Rosario

Maestra de Educación

Suzana Hernández Rosario, criada en la comunidad de Hato del Padre, hoy distrito municipal. Hija de los señores...

Criada en la comunidad de Hato del Padre, San Juan. hoy distrito municipal. Hija de los señores Julio Bienvenido Hernández Pimentel y de la señora Eleodora Genao Rosario, describe a su padre como una persona muy cariñosa, dulce, entusiasta y amable. Lo valora como un ser excepcional. 

A pesar de su corta escolaridad tenía claro que la educación era el medio de progreso y bienestar económico y social, de ahí su gran interés para que estudiaran y se hicieran de una carrera profesional, recuerda con mucho orgullo que en cada año en la primera semana del mes de agosto ya disponían de todos los cuadernos a utilizar durante el año escolar. 

De su madre doña Eleodora Genao puede decir qué es una persona muy arraigada a principios y valores quien inculcó desde pequeños en ellos el amor al trabajo, siempre decía que las personas no pueden quedarse estáticos, sentados dejando a los demás hacer y relacionaba al trabajo al logro de metas deseadas. 

Esta familia procreó siete hijos, de los cuales ocupa el sexto lugar, ellos son: Julio Agustín, Aquiles Bienvenido, Rudy María (Graciela), Cristóbal (Juan Bosch) Angela y Doris Fanny Hernández Genao. De sus hermanos agradece siempre el apoyo incondicional, confianza y solidaridad dispensada. 

También agradece la elección de las parejas que tienen las cuales han venido a fortalecer a la familia, así como los sobrinos que le han dado de los cuales se siente orgullosa de cada uno de ellos. También expresa que la vida le ha regalado dos hermanas que son las maestras Miyosis Doraliza Mendieta y Nieves Evangelina Valdez.

Considera que tuvo una infancia muy bonita, creció rodeada de sus tíos, primos y hermanos. Esto le hizo estrechar los lazos familiares y recordar de esta época con muchos afectos a cada uno de ellos. Reconoce que era inquieta, siempre buscaba algo que hacer. Eso le permitió realizar algunas actividades domésticas a muy temprana edad.

En el ámbito educativo se inició en la Escuela Primaria Hato del Padre, fruto de una discusión de la maestra y su madre, una para que la dejen en la escuela y la otra que no la podía recibir dado a que no tenía la edad requerida para ese momento. Al final la maestra dijo que la dejara y cuando se cansara iba a dejar de ir, cosa que nunca ocurrió.  En la educación primaria recuerda tres maestras con alta estima, estas son las maestras Hilda Mesa de primer grado, Josefa Hortensia Sánchez Cueva y Alicia Celeste Pérez Cuello. Cada año era destacada como una de las tres mejores estudiantes del grado en dicho centro educativo.

Después de haber terminado el nivel primario se trasladó a la ciudad de San Juan de la Maguana a realizar sus estudios secundarios. En el Liceo Pedro Henríquez Ureña recuerda con muchos afectos a la maestra Flor Isolina Moreta, quién le ayudó a contextualizar y adaptarse en el mismo. El tercer grado del bachillerato lo hizo en el Colegio Atala Cabral Ramírez, en la modalidad sabatina y regresó de nuevo al cuarto de bachillerato al Liceo Pedro Henríquez Ureña, este curso no lo terminó en ese año, puesto que también optó por participar en el examen de admisión en la Escuela Normal Primaria Urania Montás, hoy Recinto Urania Montás. Siendo aprobado el examen, seleccionada pasó entonces a estudiar educación obteniendo el título que se otorgaba en ese momento de Maestro Normal Primario. 

Luego hizo el profesorado en la Universidad Central del Este (UCE) y a la llegada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) a esta ciudad de San Juan de la Maguana, se inscribió en la licenciatura de Educación, mención Orientación Educativa. Destaca aquí a los maestros de los cuales tuvo la oportunidad de compartir en varias asignaturas como son las maestras Ramona Morel, Dani Virgilina Féliz, Mayra Tavera Heredia y el maestro Olmedo Moreno. Considera que en todo su proceso formativo contó con los mejores maestros de lo que podía disponer de la UASD en ese período, ya que considera que eran maestros empoderados y comprometidos con su labor educativa. Se graduó en el 2002 con honores académicos y en ese mismo año se inscribió en la maestría en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica en la UASD, en su sede central, a la cual se tenía que viajar todas las semanas.

Despu és realizó la maestría en Formación de Formadores en el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña, Recinto Felix Evaristo Mejía, Maestría en Formación Inicial para el Cambio de la Práctica Pedagógica en la Universidad de Barcelona España, Maestría en Neuropsicología y Educación en la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), curso en Gestión y Liderazgo Universitario con la Universidad del Rosario, Bogotá Colombia y la Universidad de Costa Rica y en los actuales momentos realiza estudios universitario avanzado en Educación Digital, Evaluación por Competencia y Desarrollo del Pensamiento Creativo en la UNIR y un Doctorado en Educación en la universidad de  Humboldt. También ha realizado varios cursos, diplomados y especialidades, participación en congresos, seminarios y simposios que han venido a fortalecer su capacitación y formación profesional.

En el ámbito familiar está casada con el maestro Roberto Cabrera, es una persona que valora mucho por su entrega y desarrollo de la familia. Expresa profundo agradecimiento a la familia Cabrera Alcántara por la acogida y todo el apoyo brindado, siempre dispuestos en todo momento, considera además que al igual que su familia ellos tienen un lugar muy especial dentro de ella, así como los sobrinos que tiene de esta familia, a los cuales quiere mucho y asume que son de ella. La maestra Suzana también hace distinción especial a una persona que integra parte de esta familia, la señora Paula Florentino, quien ha estado con ella en cada momento, siempre dispuesta a apoyar y a colaborar. Gracias Paula por estar y existir.

 Junto a su esposo ha procreado dos hijos Roddy Antonio y Dawelkin, comenta “ellos son toda mi vida, mi luz, mi inspiración, han significado todo, ellos son todo lo que soy”. también comenta el privilegio de contar con su nieta Roddylen, la cual la describe como luz, energía, fe, es la gracia de Dios y solo Dios sabe porque le ha permitido tenerla y agradece profundamente y da gracias por ello a Rosa Indhira Feliz por traerla a la vida y permitirle gozar de ella cada día y cada momento. También comenta que ha tenido la oportunidad de tener a otras personas las cuales considera como sus hijas y en la que ha contribuido en formación familiar y académica que le han servido como zapata para construir la arquitectura de sus vidas según sus gustos y estilos de preferencia, ellas saben que han sido y son importantes para ella.

En el plano profesional inició como maestra interina en la Escuela Primaria Hato del Padre después fue nombrada como maestra en la Escuela Los Portugueses y tres meses más tarde como directora del dicho centro educativo. Aquí tuvo una experiencia muy bonita, maravillosa, porque a pesar de ser muy joven la comunidad le dio una gran acogida siempre de respeto y apoyo. Los estudiantes con tantos afectos, llenos de gracias y gratitud, eso lo recordará siempre. Luego fue trasladada a la Escuela Mercedes Consuelo Matos en la tanda matutina y en la educación de adultos. En la tanda nocturna trabajaba con el primer grado de adultos, luego con la gestión de la maestra Magdalinda Soriano pasó a formar parte del cuerpo de orientadores del centro y después como coordinadora del área de orientación de dicho centro educativo.

En la tanda matutina se desempeñaba como maestra en el octavo grado y en febrero del 2007 pasó al área de orientación, esta fue una experiencia muy efímera porque ya en abril de ese mismo año, mediante un concurso de oposición se fue a laborar al Instituto Superior de Superior de Formación Docente Salomé Ureña (ISFODOSU), Recinto Urania Montás como coordinadora el área de Psicopedagogía y Práctica Docente.  En el 2011 a solicitud de la maestra Leocadia Cruz, directora de Postgrado del ISFODOSU y decisión del maestro Rubén Zabala Moreta, Vicerrector Ejecutivo del Recinto pasó a coordinar el área de la División de Posgrado, función que desempeña hasta el momento.

En el 2012, mediante concurso de oposición pasó a laborar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, iniciándose en el Centro de Barahona hoy Recinto UASD Barahona y el Subcentro -Neyba. En el segundo cuatrimestre de ese mismo año pasa a trabajar para el Recinto UASD San Juan de la Maguana, en el cual brinda sus labores como docente y al igual en el Subcentro- Neyba. En el ámbito profesional, destaca a cuatro personas que favorecieron su crecimiento y desarrollo como profesional, quienes confiaron y valoraron su trabajo en cada momento, como son los maestros Clodomiro Alcántara, José Manuel de los Santos, María Rosario Arias y la maestra Ana Dolores Contreras.  

Como estudiante y en el ejercicio de sus labores académica ha recibido varios reconocimientos por el ISFODOSU entre los cuales se pueden citar: maestra destacada del año en el 2010, en el 2011 fue reconocida por su labor docente y los aportes brindado a la educación dominicana, otro reconocimiento ese mismo año fue por la productiva labor pedagógica siendo modelo para los estudiantes y en el 2018, fue distinguida como Maestra de Valor, Maestra que Inspira. 

También ha recibido varios reconocimientos por estudiantes de grado, y posgrado tanto del Recinto Urania Montás como de la UASD. Por el subcentro- Neyba ha sido reconocida por la Asociación de Orientación como maestra del año del área de orientación durante los años 2018 y 2019. Expresa que esos reconocimientos no la distinguen ni la hacen ser diferente, solo implican un mayor compromiso, mayor participación y una mayor responsabilidad para con el trabajo y el bienestar de los estudiantes, pero en sentido general de las comunidades de los cuales la universidad tiene incidencia. 

Con alto orgullo expresa “de  estas dos instituciones UASD e ISFODOSU he recibido tanto apoyo, solidaridad y entrega de sus autoridades, de los compañeros colegas maestros, de los estudiantes que no tengo cómo retribuir todo lo recibido” es simplemente poder trabajar y dar lo mejor de sí para que sigan dando y aportando a la comunidad los profesionales requeridos con altas competencias y capacidades, contribuyendo  grandemente con el desarrollo económico y social de nuestras comunidades. 

El Recinto UASD San Juan es una institución de puertas abiertas de cara a la comunidad, para que nuestros bachilleres y profesionales puedan venir a formarse y a continuar sus procesos formativos, obtener un título para poder disfrutar mañana el sabor del conocimiento, del saber y con ello el cambio de estilo de vida y construir nuevos horizontes, horizontes estos que llenarán de luz a las futuras generaciones.